Mundo

Dicen Hutíes que desmantelaron red de espionaje de EU e Israel

El Cairo.- Los rebeldes hutíes de Yemen dijeron el lunes que habían arrestado a miembros de una “red de espionaje estadounidense-israelí” días después de detener a por lo menos a 11 miembros del personal de la ONU junto con otros de organizaciones de ayuda.

El general de división Abdulhakim al-Khayewani, jefe de la agencia de inteligencia de los hutíes, anunció los arrestos, y dijo que la red de espionaje había operado inicialmente desde la embajada de Estados Unidos en Saná. Luego, después de que la embajada cerrara en 2015 tras la toma de la capital Saná y del norte de Yemen por parte de los hutíes, continuaron “su agenda subversiva bajo la cobertura de organizaciones internacionales y de la ONU”, aseveró.

No especificó cuántas personas fueron arrestadas. Las autoridades hutíes emitieron lo que afirmaron ser confesiones grabadas en video de 10 yemeníes, varios de los cuales dijeron haber sido reclutados por la embajada de Estados Unidos. No incluyeron a ninguno de los empleados de la ONU que fueron arrestados. Las afirmaciones de los hutíes no pudieron ser verificadas de manera independiente.

Naciones Unidas anunció el viernes el arresto de 11 miembros yemeníes del personal. Seis trabajaban para la agencia de derechos humanos de la ONU, mientras que los otros trabajaban para la oficina del enviado especial, su brazo de desarrollo, la UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y la UNESCO. Otros grupos de ayuda también informaron sobre empleados detenidos, aunque el número total no se conocía.

Los hutíes han estado luchando contra una coalición liderada por Arabia Saudí desde que tomaron el norte de Yemen, y han estado atacando algunos barcos que cruzan el mar Rojo en respuesta a la guerra de Israel-Hamás en la Franja de Gaza.

Al-Khayewani dijo que la red de espionaje había trabajado durante décadas para infiltrarse en la economía de Yemen, la agricultura, el sistema de salud y otros sectores para destruirlos.

La guerra en Yemen ha matado a más de 150 mil personas, incluidos combatientes y civiles, y creado una de las peores catástrofes humanitarias del mundo, la cual ha matado a decenas de miles más.

No está claro qué fue exactamente lo que provocó las últimas detenciones. Exempleados de la embajada de Estados Unidos en Saná, que cerró en 2015, también han sido detenidos por los hutíes.