Mundo

Anuncia Argentina nueva política económica: Devalúa su moneda, quita subsidios y otras medidas

El nuevo Gobierno de Argentina anunció este martes que el tipo de cambio oficial pasará de 400 a 800 pesos por dólar, una de las medidas del paquete de «urgencia» para estabilizar la economía.

«Vamos a sincerar el tipo de cambio oficial. Va a pasar a valer 800 pesos para que los sectores productivos tengan los incentivos adecuados para aumentar su producción», dijo Luis Caputo, ministro de Economía del nuevo Gobierno de Javier Milei, en un mensaje grabado.

Caputo indicó que esta corrección cambiaria va «a estar acompañada por un aumento provisorio» del denominado impuesto a País que se aplica a las importaciones y de los derechos de exportación de productos no agropecuarios. «De esta manera beneficiamos a los exportadores con un mejor precio y equiparamos la carga fiscal para todos los sectores, dejando de discriminar al sector agropecuario», añadió.

Caputo sostuvo que, «finalizada la emergencia», se va a «avanzar en la eliminación de todos los derechos de exportación, que son un gravamen perverso, que claramente no nos gusta y que entorpece al desarrollo argentino».

«Vamos a reducir subsidios a la energía y al transporte. Hoy el Estado sostiene artificialmente precios bajísimos en tarifas energéticas y de transporte a través de subsidios», agregó el ministro y afirmó que «la política siempre» ha hecho esto «porque de esa forma engaña a la gente, haciéndole creer que les pone plata en el bolsillo».

«Pero estos subsidios no son gratis, sino que se pagan con inflación», aseveró el nuevo ministro del Gobierno de Milei.

Este anuncio forma parte de una decena de medidas que integran un paquete de «urgencia» cuya finalidad, según indicó Caputo, «es neutralizar la crisis y lograr estabilizar las variables económicas» de Argentina.

El paquete se centra en una fuerte reducción del gasto del Estado con miras a lograr el equilibrio fiscal y cortar de raíz la emisión monetaria, causante de la elevada inflación en Argentina, de acuerdo con el diagnóstico del nuevo Gobierno.
Las medidas incluyen, entre otras, no renovar contratos laborales menores a un año en el Estado; suspender la publicidad oficial en los medios de comunicación; reducir el número de ministerios y secretarías de Gobierno, recortar al mínimo las transferencias del Estado nacional a las provincias y no hacer más licitaciones de obras públicas.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró este martes que «respalda» las medidas de austeridad adoptadas en Argentina.

«Acojo con satisfacción las medidas decisivas anunciadas» este martes por Milei y su equipo «para abordar los importantes desafíos económicos de Argentina, un paso importante hacia la restauración de la estabilidad y la reconstrucción del potencial económico del país», escribió la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, en un mensaje en la red social X.